Curridabat inaugura su Circuito de Caminabilidad

Actualizado: 26 jul



El pasado 9 de junio la Municipalidad de Curridabat inauguró el primer Circuito de Caminabilidad del cantón. Este es un conjunto de intervenciones en aceras y espacios públicos que facilitan la movilidad de los peatones, especialmente de personas mayores y personas con discapacidad. Esta actividad incluyó música, baile, ejercicios y la presencia de personas adultas mayores de la comunidad.


Los circuitos buscan crear un corredor accesible para formar una ruta que articule distintos servicios públicos como el parque, Ebais, el templo católico, Municipalidad, bancos y locales comerciales. Parte de las intervenciones fueron reconstrucción y ampliación de aceras, colocación de mobiliario urbano como bancas y basureros, además de la incorporación de plantas y árboles.


Para Ana Lucía Ferrero, vicealcaldesa de la Municipalidad de Curridabat, es una gran satisfacción haber trabajado en conjunto con la Fundación: “es un orgullo haber trabajado con la FYT, y poder generar este espacio y este Circuito de Caminabilidad pensado para nuestros adultos mayores; con aceras más anchas, podotáctiles, con fuentes de luz solar, con bancas, con basureros, con orejas que disminuyen la velocidad de los vehículos y disminuyen el ancho de las calles que tienen que recorrer nuestros adultos mayores. Es todo un esfuerzo que estaremos generando en distintos lugares del cantón para generar un nuevo diseño, un nuevo urbanismo pensado en las personas adultas mayores, pensado con más equilibrio y con más humanidad también”.


La Fundación Yamuni Tabush colaboró con el financiamiento para la compra del mobiliario urbano, así como el acompañamiento para el proceso participativo de consulta a las personas mayores que se hizo previamente. En este, las personas mayores dieron sus observaciones para que estos espacios públicos de su comunidad fueran más inclusivos y amigables para esta población.


En nuestra organización nos complace poder colaborar con la creación de lugares accesibles y cómodos, así como ser testigos de la activación y apropiación del espacio público por parte de las personas asistentes a la actividad. Así lo afirma Andrea Terán, directora de Programas para la Persona Adulta Mayor: “estamos muy contentas de poder apoyar esta iniciativa que busca dignificar la experiencia de las personas mayores al caminar por la ciudad. La creación de este corredor urbano accesible busca atacar la soledad no deseada a través de la generación de conexiones entre las personas mayores y su entorno.


Este proyecto se desarrolla en el marco de la iniciativa de Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores, impulsada por el Ministerio de Salud y la Organización Panamericana de la Salud en Costa Rica.


Las personas mayores de la comunidad agradecen la intervención ya que facilita su uso y apropiación. De esta manera lo ilustra Ana Rosa Madriz, una vecina de 78 años: “El proyecto es importante para nosotros porque tenemos más espacio para caminar y más yo que estoy en silla de ruedas hay más espacio porque antes uno le daba miedo caer en el caño, y ahora anda uno como respirando mejor, porque tengo más confianza.


Le invitamos a darse una vuelta por el Circuito de Caminabilidad de Curridabat. ¡Una ciudad amigable con las personas mayores, es una ciudad amigable con todas las personas!




321 visualizaciones0 comentarios